No tenga miedo de implicarse

Sumérjase en la imagen. Acérquese a la acción tanto como pueda para capturar los ojos de su sujeto. Esto proporcionará al espectador una percepción de lo que el sujeto piensa o siente en ese momento y despertará mucho más que una respuesta emocional hacia su fotografía.

Comience en su zona de confort

Empiece capturando algo que le apasione, esto le ayudará a desarrollar sus habilidades técnicas de forma natural. Con la fotografía deportiva, todo se basa en anticiparse al momento previo a la acción. Cuando era más joven jugaba a hockey sobre hielo, así que conozco el ritmo y la técnica del juego. Esto significa que puedo reaccionar con rapidez.

La inspiración se encuentra en todas partes

Obtenga la inspiración en todo lo que le rodea: desde las películas hasta el arte, pasando por las revistas. Si está abierto a nuevas ideas fomentará su creatividad. Por último, esto es lo que marcará la diferencia entre su fotografía y la de los demás.

Sea decidido

Esfuércese por conseguir esa toma perfecta sin importar qué obstáculos se encontrará; podría ser la imagen que cambie su vida. La fotografía trata tanto sobre el talento como sobre la determinación. En mi caso, tengo una visión clara de lo que quiero hacer y no pararé hasta lograrlo.

Cuanto más rápido, mejor

En la fotografía deportiva, acérquese al sujeto tanto como pueda y mantenga la calma. Intente acercarse más que ningún otro. Una vez que haya encontrado un emplazamiento, necesitará una cámara que pueda clavar la imagen. Mi cámara principal es la Nikon D5; su rápido autofoco y la alta sensibilidad ISO abren todo un mundo de posibilidades para los fotógrafos deportivos.

La configuración es la clave

Lo primero que busco es el fondo y la iluminación, incluso si el sujeto está enfocado y el fondo queda difuminado. Sin una configuración idónea no conseguirá un resultado favorecedor para el sujeto, por mucho que lo intente.