Nikon Imaging | España | Europa

Introducción a la fotografía de paisajes marinos

El mar ha sido un sujeto favorito de los fotógrafos desde los inicios de la fotografía. Tanto si va a capturar el movimiento de las olas como el aspecto sedoso del agua, el mar es un sujeto excelente que aporta un ambiente especial a sus imágenes. Normalmente, en la fotografía de la naturaleza y exteriores dependemos de las condiciones atmosféricas. Sin embargo, en la fotografía de paisajes marinos, sí puede controlar el aspecto que tienen las olas en sus fotos. Es importante ser observador y tener paciencia, porque si esperamos al momento adecuado obtendremos mejores resultados.

Nikon D810, f/6.3, 6s, ISO 64, AF-S NIKKOR 14-24mm f/2.8G ED

TOME PRECAUCIONES

Cuando fotografíe paisajes marinos, recuerde que la costa puede ser muy cambiante y debe conocer bien su entorno. Asegúrese de que su equipo está bien protegido contra el agua salada, la arena y las inclemencias del tiempo. Cubra el objetivo con un filtro para impedir que lo raye la arena. Antes de acercarse a la orilla, conozca los movimientos y el alcance de la marea, que pueden afectar al movimiento del agua y al oleaje. Consulte siempre la previsión del tiempo para que no lo sorprenda una tormenta o fuertes vientos. Si va a tomar fotos por la noche, lleve una linterna para poder volver a su punto de partida.

CONSEJOS PARA FOTOGRAFIAR PAISAJES MARINOS

La composición puede hacer que una fotografía sea buena o puede arruinarla. Lo mismo que en la fotografía de paisajes, captar elementos interesantes en primer plano, como rocas, un espigón o incluso los reflejos en el agua, puede contribuir a crear contraste.

No le importe mancharse o mojarse los pies. A veces, si se dispara desde otro punto de vista o un ángulo distinto, se consigue una imagen más interesante. Para capturar todo lo posible de la escena, se recomienda usar un objetivo gran angular como el AF-S NIKKOR 24mm f/1.8G ED o el AF-S NIKKOR 14-24mm f/2.8G ED. Una distancia focal amplia puede ayudar a transmitir una sensación de grandiosidad y magnificencia.

Hay muchas formas de tomar fotos del mar. Si usa distintas velocidades de obturación, podrá cambiar la textura del agua en las fotos. Por ejemplo, si usa una velocidad de obturación rápida como 1/500 de s congelará la acción y capturará toda la fuerza del mar. Si desea transmitir una sensación de movimiento, use una velocidad de obturación lenta, por ejemplo 1/2 de s, para capturar las ondulaciones del agua. Las velocidades de obturación de 1 segundo o superiores le permitirán conseguir un efecto como de niebla, que contribuye a crear una sensación de calma y serenidad en la imagen.

Cuando tome fotos de la línea costera, es aconsejable que todo esté bien enfocado. Un diafragma de f/8 o menor ayudará a que tanto el primer plano como el fondo estén enfocados.

Si fotografía el paisaje marino con velocidades de obturación altas o después de la puesta de sol, es aconsejable que siempre monte la cámara en un trípode. La nitidez es esencial y un trípode puede aumentar la estabilidad y reducir las posibilidades de que la foto salga borrosa. Si pone el trípode cerca de la orilla del mar, asegúrese de que esté bien sujeto para que las olas no lo muevan ni lo hagan caer. Después de tomar una foto, compruebe siempre que no haya salido borrosa accidentalmente.

USO DE FILTROS

Los filtros pueden ayudar a proteger el elemento frontal del objetivo y también pueden mejorar la calidad de imagen de las fotos.

En la fotografía de paisajes y de paisajes marinos, los dos tipos de filtro más usados son los filtros graduados de densidad neutra (GND) y los filtros de densidad neutra (ND). Los filtros GND se suelen usar en situaciones de contraste alto, por ejemplo, cuando el cielo tiene mucha más luz que el primer plano. Ayudan a corregir la diferencia de luz y a equilibrar la exposición. Los filtros ND pueden reducir la cantidad de luz que entra en la cámara, lo que permite usar un tiempo de exposición más largo. También permite usar diafragmas más grandes para que la profundidad de campo sea menor.

Hay muchas formas de hacer fotos de paisajes marinos, pruebe distintas composiciones y configuraciones y, simplemente, déjese inspirar por cada momento.